Moià , retazos de una historia 400 años de la casa de las Joies, 1614-2014


Por Victoria de León

La Casa de las joies.

La Casa de las joies.

La Casa de les Joies en Moià es la casa de la historia y los recuerdos de un pueblo, hoy casa privada, albergó los fondos  históricos de la villa pues fue su primer Ayuntamiento en 1709.  Moià es un pueblo con mucha historia dotado de una superficie de 75km2, con una población próxima a los 6.000 habitantes,  es la capital de la comarca del Moianés, en la  provincia de Barcelona y está a 750 ms sobre el nivel del mar.

La historia de este emblemático edificio se remonta al año  1617 fue y es  testigo mudo de la historia y acontecimientos de Moià, no solo en su propia fachada de estilo neoclásico

sino también en su interior,  pues además de ser el primer Ayuntamiento en el año  1736, también fue con posterioridad en el mismo enclave el  Gran Casino de Moià y con posterioridad en el año 1865  un laboratorio con  farmacia durante 81 años, periodo comprendido de 1904 a 1985 ininterrumpidamente.

Por todas estas instituciones Ayuntamiento, Gran Casino, Farmacia, etc,  ubicadas en la misma casa, la casa de les Joies, se congregaron y  pasaron miles de personas  a  lo largo de su historia, permaneciendo esta inalterable, en la memoria histórica de todos. En palabras del 129e Presidente de la Generalitat de Catalunya Artur Mas, cuando conoció la noticia de que en Moià se reconstruía el primer Ayuntamiento de 1736 manifestó: Me alegro de la recuperación de esta casa pues un pueblo que no conoce su historia, ni puede entender su presente ni construir  su futuro”.

En el siglo XVII el terreno donde se construiría el Ayuntamiento era  un solar codiciado por su situación estratégica, siendo en el año 1614 propiedad de Jeroni Pujades. En el año 1617 es adquirido por el Comú de la Vila. (Durante la época medieval y moderna en diversas poblaciones de Catalunya la Corporación local o Ayuntamiento se denominaba Comú de la Vila).

En el año 1709 el Real Patrimonio de Cataluña  autoriza a la Villa de Moià el edificar lo que será el primer Ayuntamiento sobre la propia muralla de la villa, de la que se sabe que en el año 1366 el Rey autorizó al Ayuntamiento de Moià a cobrar un peaje a todos los forasteros por entrar o salir de la villa a través de las puertas de la muralla. El dinero recaudado se invirtió en expandir la

La Casa de las joies, antiguo casino de Moià.

La Casa de las joies, antiguo casino de Moià.

muralla. Durante 1736 al año  1789 se modificó la casa adquirida a Pau Musar y se amplió para dotar al ayuntamiento de las necesidades requeridas en aquel momento.

En el año 1839 las tropas Carlistas asaltan Moià y se ensañan con la actual Casa de le Joies pues se ceban con el máximo exponente del pueblo, su Ayuntamiento saqueando y quemándolo. En 1839 al ser destruido totalmente trasladan el Ayuntamiento a un nuevo terreno, llevándose incluso parte muy importante de las piedras de la muralla y vigas que podían servir para la nueva construcción.

En 1861 Jaume Picañol adquiere las ruinas del Ayuntamiento y planifica construir el Gran Casino sobre las mismas (los planos de la fachada del Gran Casino  que dan a la calle Francesc Viñas, aún se conservan en el archivo oficial de Moià y se ha reproducido la misma tal y como se proyectó el Gran Casino de Moià en su origen. Su descubridor fue el historiador Ramón Tarter).

En 1868 se inaugura el Gran Casino  y de 1880 a 1900  albergará el Gran Café de Cal Plans con sala de baile en la planta baja, al tener las dos salidas, a la calle Francesc Viñas y a la plaza de la Font Vella. De 1904 a 1985 será por la puerta de la Plaza Font Vella un laboratorio y por la puerta de la calle de  les Joies una farmacia, donde vendían los productos de laboratorio y otros. Coetáneamente al Laboratorio y Farmacia de  1929 a 1935 existía una fábrica textil propiedad de los Estevanell, en la fachada que da  a la plaza Francesc Viñas.

La casa en 2010 fue vendida por la familia y herederos  del  farmacéutico Josep Sauqué y Fernández a un  académico  y en el año 2014 se celebró el 400 aniversario de la casa con la publicación de un libro de colección, titulado  La Casa de les Joies. En  palabras del 130 Presidente de la Generalitat Carles Puigdemont en este libro sobre la casa: “Un proyecto tan significativo por su historia como la Casa de les Joies de Moià, con su gran complejidad técnica y artística merecía ser documentado en un libro como una referencia en la arquitectura moianesa”.

Durante seis años un nuevo inquilino estuvo restaurándola. La propiedad encargó a los Arquitectos Lluis Llauder  la primera fase y al Arquitecto Joan Carles Marí la segunda fase, entre otros trabajos completar y restaurar fachadas en base a la información disponible en los archivos de Moià. Se trataba de un trabajo de gran envergadura y complicación.

En palabras del arquitecto Llauder: “nuestro objetivo  fue recuperar una casa con mucha historia y una gran responsabilidad para que encajara en un casco antiguo remontándonos a la época  más remota que se disponía según los archivos actuales”. Según palabras del Arquitecto Joan Carles Marí: “Cuando asumí la responsabilidad de confianza con mi equipo de restaurar y recuperar esta casa, era la responsabilidad de retornar  a un pueblo con mucha historia su casa insigne. Es justo reconocer que tras años de trabajo y esfuerzo, cuando la miro me digo a mi mismo, ha valido la pena”.

Gracias a uno de los insignes historiadores de Moià y autor del libro de la Casa de les Joies, Ramón Tarter se pudieron recuperar los planos del Gran Casino y la fachada  histórica, la cual, al repicar sus paredes, mostró su esplendor oculto al pueblo que con los años se había ido ocultando y esperaba  a ser recuperado.

Otro personaje insigne de la actualidad cultural internacional es la Excma. Baronesa Thyssen-Bornemisza quien dijo: “Considero una responsabilidad hacia las futuras generaciones, la conservación de cualquier patrimonio histórico o artístico, ya que el conocimiento  la sensibilidad y la emoción que puede llegar a despertar en una persona, es el mejor legado que le podemos  ofrecer”.

La Casa de las joies, un reflejo de la historia de Moià..

La Casa de las joies, un reflejo de la historia de Moià..

Por último es justo reconocer la multitud de personajes nacidos en estas tierras de fama internacional como: Pere de la Cadireta, nació en el Mas del mismo nombre que había en Moià en la primera mitad del siglo XIII. De muy joven ingresó en la orden de los Frailes Dominicos; Escultors Rubió, la saga de los escultores Rubió se puede considerar pionera en la introducción de las formas del barroco a la Catalunya Central; Joan d’Alòs i Serradora, nació en Moià en el año 1617. Estudió medicina y fue catedrático en el estudio general de Barcelona; Pere Abadal (ca.630 – 1684), durante su estancia en Barcelona aprendió el oficio y el arte del grabado y la tipografía; Rafel Casanova i Comes, nació en Moià alrededor de 1660. Era hijo de una familia acomodada.

La Casa de las Joies, primer Ayuntamiento de Moià.

La Casa de las Joies, primer Ayuntamiento de Moià.

Se fue a Barcelona para estudiar leyes. Con la guerra de Sucesión se inicia su carrera política: en 1706 fue proclamado Conseller tercero de Barcelona; Francesc Viñas i Dordal,  nació en Moià en el año 1863, en el seno de una familia muy humilde y de muy pequeño manifestó  grandes dotes para la música; Picanyol (Josep Lluís Martínez i Picanyol) nació en Moià en el 1948. Desde muy pequeño tuvo una gran pasión por el dibujo, iniciándose como dibujante durante la década de 1960; Marcel·lí Antúnez i Roca, nació en  Moià el 13 de diciembre de 1959. Es uno de los artistas catalanes más reconocidos en el uso de las tecnologías digitales en el ámbito de la performance mecatrónica y la instalación; La Fura dels Baus, En el 1979 nacía en Moià el grupo La Fura dels Baus, formado inicialmente por los  moianeses  Carlos Padrissa, Pera Tantinyà, Marcel·lí Antúnez, Quico Palomar y Teresa Puig.